Cómo crear un plan de marketing básico

En los negocios nada se puede dejar a la improvisación. Crear una pequeña o mediana empresa sin haber definido previamente una serie de cuestiones previas es, simplemente, una auténtica temeridad. Entre las decisiones iniciales están, por supuesto, la actividad a la que se va a dedicar la empresa, el número de personas que componen la plantilla, a quién está dirigido el negocio, etc. Pero muchos empresarios caen en el error de dejar para más tarde el planteamiento de la promoción, la comunicación y la publicidad, por lo que no caen en la cuenta de lo importante que es crear el plan de marketing de una empresa.

Se trata de un proyecto que hay que redactar, valorar y modificar siempre que sea necesario y que no se puede limitar a un plan de marketing online. Debe incluir además el planteamiento y las acciones correspondientes a la estrategia de marketing offline. Sin embargo, aquí vamos a centrarnos en el plan que resulta más efectivo en el entorno online.

Índice de contenidos

Cómo crear un plan de marketing digital

Para empezar, vamos a definir qué es un plan de marketing. Se trata de un documento en el que se plasma un análisis inicial de la empresa, los objetivos que pretende conseguir y las acciones que va a poner en marcha para lograrlos. 

Como en el caso del marketing tradicional, el plan de marketing digital debe seguir unos pasos precisos para obtener un buen resultado final. Son los siguientes:

  • Como hemos comentado, el análisis de la situación en la que se halla la empresa es el primer paso antes de hacer cualquier otra cosa. Para ello, se utiliza el denominado método DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas, oportunidades). Con estos puntos bien desarrollados, se puede detectar qué funciona y qué no dentro de la empresa. En marketing digital este punto podría ser una auditoría de la web y de las herramientas digitales.
  • A continuación, es necesario hacer un análisis de la competencia: cuánto dinero invierte, en qué lo invierte, los productos que mejor le funcionan, etc. 
  • Definir los objetivos de la empresa. Para ello, habrá que establecer un ‘buyer persona’ (un prototipo de quien podría ser nuestro cliente potencial), establecer un presupuesto limitado, hacer un calendario de lanzamiento de productos y servicios, etc.
  • Por último, está la parte más centrada en la elaboración del plan de marketing, que tradicionalmente se basaba en las 4P:  producto, precio, punto de venta y promoción. Hoy en día, sin embargo, el nuevo enfoque del marketing que destaca a las personas por encima del producto habla de 8P y añade: personas (people), aspecto físico (physical evidence), proceso (process) y alianzas estratégicas (partners).

 

Ejemplo de un plan de marketing digital

Si no se tiene experiencia alguna en la elaboración de este tipo de documentos que pueden marcar el devenir de una empresa, lo ideal es encomendárselo a un profesional del marketing. Sin embargo, en el caso de pequeños emprendedores o empresarios radicados en centros de negocios pueden comenzar a trabajar con un plan de marketing digital simplificado a partir del gran número de plantillas que pueden encontrarse en Internet.

Estas plantillas están disponibles en formato de texto sencillo, presentaciones, en modo ‘canva’ o tablero que permite observar todo de un vistazo y en formato Excel si es necesario manejar una importante cantidad de números.